Sobre mí

Soy María Badallo, madre de tres hijos, asturiana y propietaria de mi propio negocio de Networkmarketing.

Crecí en una maravillosa familia, junto a mi único hermano menor y unos padres ejemplares.

Siempre desde muy niña ayudaba en el negocio familiar dedicado al comercio de la moda, así que cuando llegó el momento de decidir mis estudios, pensé: con este panorama laboral, ¿para qué estudiar 5 años de una carrera, colgar un título y terminar trabajando en casa?

No era que me apasionase, no soy nada creativa, pero sí soy bastante práctica. Me decanté por estudiar diseño y patronaje industrial en Barcelona.

Con la jubilación de  mis padres, me hice cargo del taller de confección, y conseguí un contrato con unos grandes almacenes para hacerles los arreglos de ropa.

Me imponían un precio final que yo aceptaba sin rechistar ni negociar y me las veía y las deseaba para pagar los salarios y que quedase algo de beneficio para los meses de poco trabajo.

Me sentaba en una máquina de coser a las 7 de la mañana y me daban las 10 de la noche. Y aún los fines de semana me llevaba trabajo a casa.

Así “aguantamos” 16 años.

Me casé dos veces, y el trabajo de mi segundo marido nos llevó a vivir a la isla de Gran Canaria. Aquí nacieron mis dos hijos pequeños, aquí llevé el golpe más grande de mi vida, aquí encontré mi negocio y mi misión, aquí me divorcié y aquí me quedé.

María Badallo

María Badallo

Como te cuento en ¿Que es el NWM? me invitaron a probar unos productos maravillosos.

Mi matrimonio había sufrido un golpe devastador hacía 18 meses; me sentía morir y había perdido la ilusión por todo.

Aquella sesión me devolvió la sonrisa delante del espejo, me hizo sentir importante y válida. Me levantó el ánimo, y yo no sabía lo que tenía que hacer, pero quería sentirme así todos los días en adelante. Así que dije SÍ a todo lo que me proponían.

  • ¿Probar?, ¡Vale!
  • ¿Un curso de formación?, ¡Vale!
  • ¿Un viaje a un Seminario de la empresa?, ¡Vale!

Siempre dije SÍ. Y siempre acerté.

Sin embargo, tenía escasas habilidades sociales, y un carácter introvertido, rozando lo agrio.

Siempre asumí que este tipo de personalidad despertaba rechazo, y por tanto me convertí en una persona familiar; sólo buscaba el cobijo de los que me quisieran incondicionalmente. y que eran quienes estaban en mi círculo familiar, punto.

Lo que me fui encontrando me enamoró cada vez más.

Lo que descubrí fue una nueva YO.

La posibilidad de ir destapando mis fortalezas y trabajar en mis debilidades. Así me he dado cuenta de que el desarrollo personal del ser humano es ilimitado hasta el día de su viaje final…salvo que él decida detenerse antes. ¡Gracias Dios no ha sido mi caso!

Soy trabajadora, apasionada y tenaz. Creo que estas cualidades me han ayudado en este camino.

Adoro los desafíos personales, yo partí de CERO;

  • Cero conocimiento del negocio. ¡Odio que me vendan y odio vender!
  • Cero actitud, sin muchas ambiciones ni expectativas. Sumida en una profunda depresión. Y con sólo la intención de distraerme y sentirme bien.
  • Cero círculo social.
  • Cero tiempo disponible.

Pero con 100% ganas de salir del pozo.

Hoy no me pongo límites. 

Tengo ganas infinitas, y me siento capacitada para conseguir lo que me proponga.

¿Te gustaría sentirte igual?

Trabaja conmigo